Te animo a que leas las siguientes línias contigo y/o con tu compañer@ de viaje  después de haberte colocado con una mantita en ese rincón de tu casita que tanto te gusta, hasta con una musiquita gustosa de fondo,… para poder escuchar estas palabras como escuchan los niñ@s los cuentos: Atentos a la magia y dispuest@s a viajar. 

Ya se acabó el tiempo de hablar de brujas…. Ya se acabó el tiempo de hablar de alfas … 

Llegó el tiempo en que las mujeres encuentran la fuerza que habita en su sensibilidad.

  Llegó el tiempo en que los hombres descubren la sensibilidad que habita en su fuerza. 

 Llegó el tiempo en el que tus ojos están abiertos para poderte ver y así sentir la paz de encontrarte. Y que cuando te encuentras descubres que tu imagen es un reflejo bello de un manantial profundo que puedes descubrir en el tiempo de una vida. Sólo el tiempo dedicado a entender mientras no te vives, lo sentirás como un tiempo perdido.

   Llegó el tiempo en el que tus ojos abiertos te permiten ver quién también los tiene abiertos. Y así sabes que puedes pasar sin hablar entre aquell@s que parpadean porque tampoco saben escuchar los silencios. Así podrás encontrarte descansad@ con quien también tiene sus ojos abiertos y disfrutar de vuestras verdades. 

Llegó el tiempo que tú hables por ti y que yo hable por mi. Y si entre tú y yo hay comunicación sea sencillamente escuchándose.

Llegó el tiempo que sí sabes que tanto en su alma como en la tuya, hay muchas historias y siguen aún escribiéndose a través de los ecos que resuenan en cada ahora. 

Llegó el tiempo de encontrarse dos almas más allá de ser hombre o de ser mujer, y que ni esta diferencia ni otras sean falsas excusas para discutir sobre lo que cada un@ es. Porque cada un@ es quien es y quien quiere ser. Y si eliges compartir el camino que sea porque puedas decir “contigo puedo SER mi yo feliz”.

Llegó el tiempo para compartir feliz el camino junt@s y que cada una de esas palabras represente vuestra unión, y no  el nudo.  

Llegó el tiempo en el que un hombre y una mujer pueden cogerse de la mano para disfrutar de caminar sintiendo que cada un@ es dueñ@ de sus propios pasos y que la compañía imprescindible sólo es con un@. Y que la compañía con el otr@ es lo que es….un dulce regalo.

Si  mientras lees, has pensado que mis palabras son fruto de estar enamorada. Te contesto “Sí, de mí”. Y además te animo a que en tu vida te importe enamorarte de ti. Es la parte imprescindible para que cuando pronuncies un “te amo”, puedas reconocer en tu corazón si dices la verdad. Y es la parte también imprescindible para que cuando escuches “te amo”, tu corazón sienta el derecho a tomarlo.

   Llegó el tiempo para que sepas que el AMOR no es un objetivo, sino un punto de partida y una guía en tu camino. Póntelo fácil con el otr@ y deja en tu maleta cualquier idea sobre el amor. ¿No te parece necesario?  Pregúntate si estás dispuesto a vivir tu camino aunque te implique que sea diferente a como tú pensabas. Porque el AMOR siempre abre puertas en un@.

 Llegó el tiempo de compartir y construir junt@s algo tan mágico como el AMOR. Sin medidas y sin etiquetas. Sencillamente, cuidando de la calidad. Ya llegó el tiempo de enternecernos con la fuerza del amor…. y compartir la magia.

Llegó el tiempo de emprender el vuelo junt@s disfrutando del paisaje, tanto de la belleza de la luna como de la belleza del sol. Y que nos fascine junt@s la maravilla  de los dos paisajes. Ya llegó el tiempo que sólo pensar que se ha de elegir entre el día y la noche, y no poder tener todo…. sea un dolor compartido como si tod@s fuéramos un@.

  Ya se acabaron los tiempos de batallas. Llegó el tiempo de honrar a los guerrer@s del amor porque donde se hayan puedes pasar más ligero en la dirección que desees. Deja atrás que lo normal sea que se miren como loc@s.

 Llegó el tiempo de darle el mismo valor tanto al que te levanta como al que sube. No hay ninguna razón para ver a nadie abajo. Lo importante es que cada un@ sienta que está en el lugar que ocupa.

Y las opiniones sólo pueden escucharse como lo que son: Opiniones. ¿Acaso lo que tú y yo pensemos sobre una obra de arte es comparable a la genialidad de quién la creó? Son opiniones y no arte.

 ¿Te da miedo? Pon amor. ¿Te atrae? Pon amor. ¿Tienes dudas? Pon amor. ¿Te equivocaste? Pon amor. ¿Acertaste? Pon amor….. Sea lo que sea que te parezca ahora este escrito…. Hazte un favor y pon amor. Y si realmente me quiero, me quieres, l@ quieres… por favor, activa el AMOR  a-h-o-r-a. Un mensaje, una imagen, una palabra, un hecho, una caricia,…. Disfruta tu manera de ser,  CON AMOR. Ni un paso más de cualquier manera como si el “cómo lo hagas” no construyera nada en el camino.

Cómo se hacen las cosas no tiene valor en dinero, pero sí tiene un precio.

Ya llegó el tiempo de vivir el amor para descubrirlo, y que nadie te cuente… tampoco yo. Yo sencillamente comparto un poquito de mi SER contigo desde la libertad que yo tengo, la misma que tú tienes para  escuchar o no.

  Vivir el AMOR es tu derecho. Saberlo es tu poder. Y hacerlo es tu libertad.

 Ya llegó el tiempo… del AMOR. ¿Qué deseas? Vive tu SER paso …. a paso….. a paso ….

El AMOR te guia. Disfruta del paisaje sabiendo que forma parte de tu dirección,

y sabiendo que tu compañer@ es un espejo de partes de ti.

Translate »